El Día Mundial del suelo, (5 de Diciembre), es el día del año en que Naciones Unidas nos pregunta sobre qué papel tiene el suelo en nuestro día a día y como nos protege de muchos problemas ambientales. Si nos fijamos en los problemas de abastecimiento de alimentos, inundaciones y de cambio climático, muchas de sus respuestas se encuentran en el suelo. Esta frágil corteza de suelo es compleja y sigue siendo un misterio, pero cada año la investigación científica nos revela más sobre su importancia para apoyar nuestras vidas en la tierra. 

 

Como parte de esa investigación científica, el proyecto RECARE ha reunido a científicos de toda Europa para encontrar respuestas de cómo mantener un suelo sano. Desde Islandia a Chipre, el equipo de científicos está probando soluciones para problemas urgentes de manejo del suelo, esas medidas son planificadas por científicos trabajando conjuntamente con agricultores locales y responsables en la gestión de tierras.

A través de Europa, se usan parcelas de ensayo para encontrar las soluciones a los problemas del suelo tan diversos como el impacto de los incendios sobre la erosión del suelo, o como recuperar el suelo de los desiertos que han sido creados por los vientos del ártico en Islandia. Mediante técnicas de recuperación de los suelos en Rumania y España, se recuperan los suelos contaminados por metales tóxicos usando árboles y otras plantas para ello.

El equipo de Evenor-Tech, co-lider en el caso de estudio del Corredor Verde del Guadiamar junto con el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla, comenta “estamos encantados de que el proyecto haya alcanzado su punto medio, la participación de la comunidad en los talleres ha sido participativa y han realizado sugerencias que hemos podido incorporar en nuestro caso de estudio”.

“Sabemos que responder a las preguntas sobre la contaminación del suelo es crítico y no solo para la gente que vive alrededor del área afectada, sino a todos los que se pueden ver afectados. Una vez tengamos los resultados de nuestro caso de estudio, los compartiremos, no solo a nivel nacional, sino en toda Europa. El trabajo realizado aquí en colaboración con la gente local va a tener relevancia internacional, además de resolver los problemas mediante una mejor gestión del suelo.”

La Universidad de Wageningen en los Países Bajos, coordina el proyecto, el profesor Ritsema mencionó; “Nos enfrentamos a numerosos desafíos medioambientales en Europa, pero sabemos que podemos manejar el suelo de una manera más eficiente, y haciéndolo pararemos muchos de los problemas a los que nos enfrentaremos. Desde los deslizamientos de tierras en áreas montañosas hasta las inundaciones causadas por el sellado del suelo, los científicos estamos generando soluciones aplicables. El proyecto RECARE está trabajando con personas que, a menudo, se ven afectadas por los daños del suelo y mediante su conocimiento encontraremos respuestas que podrán marcar la diferencia rápidamente”

“RECARE es una destacada colaboración entre científicos de toda Europa; lo más seguro es que en un par de años, al final del proyecto, podremos anunciar una serie de pasos que podrán ayudar a preservar los suelos y proteger a las personas de los problemas asociados por los suelos dañados”

*RECARE es un proyecto financiado por el Séptimo Programa Marco de investigación, desarrollo tecnológico y demostración de la Unión Europea.